Make your own free website on Tripod.com

BOMBAS TAN EXPLOSIVAS COMO EZEQUIEL

 

 

Sería bueno explicar el por qué del nombre de esta receta. Internacionalmente se conoce a las bombas como profiteroles. Particularmente, las de este recetario tienen el agregado de ser explosivas como Ezequiel, en alusión a la capacidad de mi hijo para convertir un simple disgusto en un escándalo de proporciones. Y coincidiendo con esta etapa de su vida, Ezequiel estaba cursando la sala de 5 años del Jardín de Infancia Mitre, con su maestra Patricia Russomando. Ella, siempre imaginativa para esas épocas, había organizado diferentes cuadernos viajeros que visitaban las casas para que los papás pudiéramos participar con nuestros hijos a través de ellos. Uno de los cuadernos fue el de Recetas de Cocina. Cada familia, al recibirlo en casa, escribía una receta y la elaboraba para que los chicos la degustaran en el cole. También se enviaban copias para cada uno, de manera que al finalizar la vuelta de casa en casa, todas las familias teníamos una copia de cada receta. Todavía hoy atesoro algunas bastante descoloridas, porque se hacían a máquina de escribir y luego se imprimían con esténciles. Las fotocopias no eran bienes accesibles para una escuela en esas épocas.

También tengo que dejar constancia que las bombas siempre me salieron geniales, creo yo, porque son bastante fáciles y casi infalibles aunque la parte del rellenado sea de tener un poco de paciencia. Además, son baratas si se hacen en casa.

Y me dejo de explicaciones para pasar a escribir la receta.

Bon apetitte!

 

 

 

 

 

Ingredientes

 

Masa Bomba

Relleno de crema pastelera

 

Procedimiento Masa Bomba

Hervir el agua con la sal y agregar la margarina o manteca. Una vez derretida, retirar la cacerola del fuego y  agregar de golpe la harina, mezclándola violentamente. Si quedase la masa muy líquida, colocar la preparación  al fuego hasta que espese, revolviendo siempre con entusiasmo. Cuando la masa cae por su propio peso, siginifa que ya está a punto. Verter en forma de copitos con una manga de pico liso sobre una asadera enmantecada y enharinada. Precalentar el horno a 200 grados y colocar las bombas hasta que estén apenas doraditas.

Esta preparación es casi mágica, ya que sin necesidad de ningún aditamento leudante, de ese copito insignificante surgirá una pelota inflada con un hueco en el medio, ideal para rellenar.

 

Procedimiento Crema Pastelera

Mezclar el huevo con el azúcar. Agregar las 3 cucharadas de harina y de a poco, la leche fría. Poner a hervir, revolviendo hasta que espese. Agregarle el licor y la esencia. Dejar enfriar y rellenar con la preparación las bombas, utilizando una manga con la misma boquilla lisa que se utilizó. Se debe perforar la bomba por la parte superior, de manera tal que ese agujerito por el que la crema intentará escaparse (miserable! Ni lo intentes!), lo vamos a cubrir con glasé (claras y azúcar impalpable), o bien con cobertura de chocolate.

 

Sugerencias

Las bombas pueden rellenarse con otros ingredientes, sean dulces o salados. Como propuestas, el dulce de leche es casi ideal, intentando que sea el pastelero para que los comensales no se chorreen  y cualquier otra que se les pueda ocurrir y les guste. Dentro de los rellenos salados, las mismas pastitas que utilizaríamos para untar, como las de quesos cremas con cebollines, especies, etc. “La imaginación al poder” se intitula esta parte de la receta.

 

 

Ezequiel y Victoria en la cocina de Floresta – año 2005