Make your own free website on Tripod.com

CHEESCAKE CON SALSA DE FRUTILLAS

Al elegir  incluir esta receta, comienzo a recordar el placer que me producía comérmela toda, de a trocitos, cada vez que la preparaba en Floresta. Alguna vez, Lucía dijo que ella no sabía si le gustaba o no, porque nunca había podido probarla. Y tengo que admitir que lo que dice es absolutamente cierto.

 Ingredientes base

·         1 1/2 taza de galletitas (tipo imperiales) molidas

·         2 cucharadas de manteca derretida

·         2 cucharadas de azúcar

Ingredientes relleno

·         1/2 taza (100 grs.) de azúcar

·         2 cucharadas de harina

·         1/4 de cucharadita de sal

·         600 grs. de queso crema

·         1 pote (200 cms. cúbicos) de crema de leche

·         1 cucharadita de esencia de vainilla

·         4 yemas

·         4 claras

Ingredientes salsa de frutillas

·         300 grs. de frutillas limpias

·         150 grs. (media taza) de azúcar

·         1 cucharada de manteca

·         1/2 pocillo de agua

·         1 cucharada de fécula de maíz (Maicena)

·         gotas de colorante rojo

Procedimiento

 Base

1.    Mezclar las galletitas molidas con el azúcar y la manteca derretida.

2.   Volcar dentro de un molde desmontable de 22 cm. de diámetro ligeramente enmantecado. Aplastar la mezcla con la ayuda de una cuchara, cubriendo totalmente la base.

Relleno

1.    Tamizar juntos el azúcar con la harina y la sal.

2.   Añadir el queso blanco y mezclar bien.

3.   Batir aparte las yemas con la crema de leche y la esencia de vainilla.

4.   Batir las claras a punto de nieve.

5.   Unir en forma alternada el batido de yemas y el de claras con la preparación anterior.

6.   Verter dentro del molde y cocinar en horno moderado durante una hora. Apagar el horno y dejar durante una hora más. Luego retirar, desmoldar sobre una fuente y cubrir con la salsa.

Salsa de frutillas

1.    Dividir en dos partes las frutillas. Una parte pasarla por la licuadora y la otra, cortarla en trocitos.

2.   Poner en una cacerola el azúcar. Añadir las frutillas, la manteca y llevar a fuego moderado revolviendo continuamente hasta que rompa el hervor.

3.   Añadir las gotas de colorante a gusto y espesar con la fécula de maíz disuelta en el agua fría. Retirar, dejar enfriar y bañar la torta.